Bizcocho cebra de té matcha

Este bizcocho, de inconfundible sabor oriental, combina las virtudes antioxidantes del té matcha japonés con la textura ligera y aireada de los bizcochos chiffon. Además, crea unas formas arquitectónicas de gran belleza, aunque es más fácil de hacer de lo que parece.

INGREDIENTES

  • 4 huevos XL
  • 80 gramos de azúcar
  • 40 mililitros de aceite
  • 60 ml. de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 80 gr. de harina
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • 1 pellizco de sal
  • 6 gr. de té matcha en polvo
  • 30 gr. agua caliente

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar, separamos las claras de las yemas y ponemos a montar las claras en un bol con unas gotitas de vinagre, añadiendo 70 gr. azúcar a cucharadas mientras batimos hasta formar un merengue que haga picos suaves sin acabar de montar del todo. Reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 150º. En otro bol, mezclamos las 4 yemas con los 10 gr. de azúcar restantes, añadimos el aceite en un fino hilo y la leche mezclada con la vainilla. Añadimos la harina y la levadura tamizadas y luego la sal. Batimos hasta lograr una masa algo espesa.
  3. Vamos añadiendo el merengue a la masa con una espátula de silicona, poco a poco y con movimientos envolventes, hasta lograr un preparado aireado y espumoso. Separamos la masa en dos cuencos, en dos porciones iguales. Calentamos los 30 gr. de agua en el microondas, añadimos el té y removemos.
  4. Añadimos el té a una de las mitades de la masa y mezclamos bien, con movimientos suaves para que no baje y se tiña de verde. Preparamos y forramos con papel de hornear el fondo y las paredes de un molde de 18 cm. de diámetro.
  5. Vamos echando la masa a cucharadas, empezando por la blanca, dejándola caer en el centro del molde y repartiendo un poco. Añadimos ahora dos o tres cucharadas de la masa verde, también en el centro del molde. Así se van creando círculos superpuestos como los anillos del tronco de un árbol.
  6. Una vez el molde lleno, lo golpeamos suavemente dos o tres veces sobre la encimera de la cocina para que pierda las burbujas. Horneamos unos 35-40 minutos a 150 º, evitando que se tueste demasiado para que conserve bien los colores. Pinchamos con un palillo a ver si está hecho por dentro. Dejamos enfriar y desmoldamos.

Como único adorno, ya que este exótico bizcocho no lo necesita, podemos espolvorear por encima un poco de azúcar glass. Como el sabor de té es fuerte y no a todo el mundo gusta, se puede sustituir el té por 10 gramos de cacao en polvo sin azúcar para crear un bizcocho cebra de dos colores y sabores.

Hasta la próxima receta.

Bizcocho cebra de té matcha
Delicioso y esponjoso bizcocho de té matcha
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s