Bizcocho de moras y frambuesas con streussel

Estos bizcochos con frutos rojos se preparaban cuando había cosecha de moras y frambuesas, aunque ahora pueden hacerse durante todo el año. La capa superior de streussel le da una textura crujiente que contrasta con el tierno bizcocho del interior. Muy típico en otros países, es uno de esos llamados “bizcochos para el café”.

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 3 huevos
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 yogur griego
  • 60 mililitros de aceite de girasol
  • 120 gr. de harina de repostería
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 sobre de pudding de vainilla o preparado para natillas (38 gr.)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Para el streussel:

  • 60 gr. de mantequilla
  • 70 gr. de harina
  • 70 gr. de azúcar
  • moras y frambuesas

ELABORACIÓN

  1. En un bol, batimos los tres huevos con el azúcar durante cinco minutos hasta blanquear y esponjar la masa para que el bizcocho quede aireado. Añadimos el yogur griego y el aceite y seguimos batiendo. Incorporamos el sobre de pudding de vainilla y la esenciia de vainilla.
  2. Encendemos el horno y precalentamos a 180º mientras acabamos de hacer el bizcocho. A través de un colador, cernimos la harina y la levadura sobre la preparación anterior, mezclando con cuidado hasta que no queden grumos. Encamisamos un molde con mantequilla y un poco de harina, preferentemente con agujero central.
  3. Vertemos en el molde la mitad de la masa y distribuimos unas moras y frambuesas enharinadas para que no se hundan al fondo. Echamos el resto de la masa y horneamos 20 minutos a 180º.
  4. Mientras tanto, preparamos el streussel mezclando la mantequilla a temperatura ambiente con la harina y el azúcar hasta formar unas migas. Transcurridos los 20 minutos de horneado, sacamos el bizcocho del horno y distribuimos la masa de streussel por encima, junto con algunas moras y frambuesas más.
  5. Volvemos a hornear de 30 a 35 minutos más a 175º hasta que el streussel se haya solidificado en una capa crujiente y al pinchar el bizcocho con un palillo salga limpio. Dejamos enfriar el bizcocho y desmoldamos.

Este bizcocho para el café con su crujiente capa de streussel no necesita ninguna decoración y la fruta del interior lo hace más tierno y dulce.

Hasta la próxima receta.

Delicioso bizcocho con streussel
Delicioso bizcocho con streussel
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s