Mushipan

Cuando la harina de trigo llegó a Japón de la mano de los exploradores españoles y los jesuitas portugueses, los nipones adoptaron la palabra pan. Así pues, los mushi pan son pequeños panecillos cocidos tradicionalmente al vapor por mucho que se parezcan a las magdalenas. Llevan poco azúcar, muy poco o nada de aceite, y no necesitan levadura. Lo mejor de todo es que pueden tunearse con multitud de colores y sabores.

INGREDIENTES

  • 2 huevos
  • 150 gramos de preparado para pancakes o tortitas
  • 40 gr. azúcar
  • 20 ml. de aceite de girasol
  • 80 ml. de leche entera o yogur griego
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • pepitas de chocolate o azúcar de colores para decorar

ELABORACIÓN

  1. En un bol, se baten los huevos con el azúcar hasta que espumen y blanqueen. Se agrega el aceite en un fino hilo sin dejar de batir, después el yogur griego y finalmente el azúcar vainillado o, en su defecto, la esencia de vainilla. Se añade el preparado para tortitas a cucharadas y se bate cuidadosamente hasta integrarlo en la masa.
  2. Se vierte la masa en los moldes: yo probé en unos de aluminio desechables y en otros de cartón para muffins, con miedo de que los deshiciera el vapor. Funcionaron ambos, pero es verdad que la masa sube más en los de aluminio porque conduce mejor el calor. Finalmente, se decoran al gusto con azúcar de colores o unas pepitas de chocolate.
  3. Se vierte un litro de agua en la olla o en el robot de cocina y se pone a hervir. En cuanto hierva, se pone el cestillo o el accesorio de la vaporera, se colocan los moldes y se tapa. En la olla, a fuego alto, se cuecen en 13 minutos exactos. En el robot de cocina, que solo alcanza 120º, tardan 20 minutos en cocerse.
  4. Para evitar que la condensación del vapor los moje, yo puse un paño de cocina entre el cesto de la vaporera y la tapa. Al finalizar la cocción, se sacan con cuidado de la vaporera y se dejan enfriar un poco.

En Japón los mushipan se toman tibios y recién hechos. Son tiernos y esponjosos y aguantan un par de días, pero a mí nunca me han durado tanto, porque vuelan. Para comerlos como recién hechos, basta con ponerlos al vapor otra vez un par de minutos.

Hasta la próxima receta.

Mushi tiernos al vapor
Mushi tiernos y esponjosos al vapor
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s